Portada
Gilgamés
El Libro
La Epopeya de Gilgamés
Introducción a la Epopeya
Tablilla I
Tablilla II
Tablilla III
Tablilla IV
Tablilla V
Tablilla VI
Tablilla VII
Tablilla VIII
Tablilla IX
Tablilla X
Tablilla XI
Tablilla XII
Notas Finales
Los relatos sumerios
Gilgamés y Aga de Quis
Gilgamés y Jumbaba
Gilgamés y el Toro del Cielo
Gilgamés y el Submundo
La Muerte de Gilgamés
Otros Relatos
Gudám
El Diluvio sumerio
El dios Enqui/Ea
La Lista Real Sumeria
Lista de los dioses de Surupac
Revista FURTIVO
Ciudadanos del mundo
Muisne
Días de Otoño en Valdecabras
Esculturas de Vicente Marín
Esculturas de Julia
Fotos-Actualidad gráfica
Fotos-DíasdeotoñoenValdecabras1
Fotos-DíasdeOtoñoenValdecabras2
Fotos de Pozoamargo
Fotos de Valdecabras
Anuncios gratis
Poesía
Pozoamargo
Valdecabras
CuencosdeCuenca
Variopinta
Hongos y setas
Opina
Libro de Visitas
Pozoamargo.Fotos
 

                            GILGAMÉS  Y  EL  TORO  DEL  CIELO

eltorodelcielopastaalláenelhorizonteeltorodelcielopastaalláenelhorizoneltorodelcielopastaalláenelhorizonteeltorodelcielopastaalláenelhorizonteeltorodelcielo

Gilgamés y el Toro del Cielo
(Versión de Me-Turan, cumplimentada con otros manuscritos)
       .............................................................

Columna A
A1.- Voy a cantar la canción del hombre de las batallas, el hombre de las batallas;
voy a cantar la canción del señor Gilgamés, el hombre de las batallas;
voy a cantar la canción del hombre con la barba muy negra,
el hombre de las batallas;
voy a cantar la canción de aquel con los miembros mejor proporcionados,
el hombre de las batallas;
voy a cantar la canción de aquel en su primera juventud, el hombre de las batallas;
voy a cantar la canción de aquel que apaleó al malvado, el hombre de las batallas;
voy a  cantar el cántico del hombre de  fuerza atlética,
el hombre de las batallas;

el rey, el señor, teniendo ……como su madre que lo había parido
… deseando lavarse en el río;
 
A8.-  Mi señor, entrando en los sabinares, se puso a la tarea;
el señor, viniendo de su estadía, cortó la lana de la velluda oveja ….,
se sentó  ….; el rey …. inclinándose, .....
(se puso a navegar) con el remo;
el príncipe cubrió …….. con el remo,
como si fuera por entre espesos cañaverales;
tú  recorriste sus mimbreras,
como si .......... con agua;
él le dio......... a su madre que lo alumbró;
en el amplio patio ….Gilgamés .....
 
1 línea borrosa

en el anchuroso patio, manteniendo allí fuera un combate,
un hombre ........
A19.- Entonces ella se fija en el dosel; el dosel …..,
la sagrada Inana se fija en el dosel,
desde el palacio del Abzo, ella se fija en el dosel:
 
A22.- mi toro salvaje, mi hombre, no te voy a dejar ir;
Gilgamés, no voy a dejar que te vayas,
no te voy a dejar impartir justicia en mi E-Ana;
no voy a dejarte pronunciar sentencias en mi sagrado aposento;
no te  voy a dejar impartir justicia en el E-Ana,
el templo querido de Anón;
Gilgamés, sé (mi marido), yo seré (tu esposa);
 
A28.- el rey (cuando oyó) sus palabras,
el rey (se dirigió) a la madre que lo parió;
Gilgamés (se dirigió) a Ninsuna (que lo había parido):
oh madre que me pariste, …. cómo ….
en la puerta de la gran entrada (Inana me dijo): 
desde las almenas de la muralla (ella me ha dicho):
mi toro salvaje, mi hombre, no te dejaré ir a ……
tú impartes justicia en mi templo E-Ana; no te voy a dejar ir;
tú pronuncias sentencias en mi sagrada estadía;
no te voy a dejar ir al E-Ana, (querido de Anón);
A40.- Cuando hubo dicho esto a la madre que lo alumbró,
la madre que lo alumbró contestó a Gilgamés:
 
Faltan aproximadamente 8 líneas

       (De otro manuscrito:
         después de haber dicho esto a la madre que lo había parido,
         la madre que lo había parido respondió a Gilgamés:
         el regalo de Inana no debe entrar en tu aposento,
         el divino palacio de la muchacha no debe debilitar el arma de los guerreros;
 
         Gilgamés se dirigió a Inana:
         oh señora Inana, tú no debes cruzarte en mi camino,
         deja que capture para ti toros salvajes en las montañas,
         déjame que llene tus rediles con ellos,
         deja que capture para ti ovejas en las montañas,
         déjame que llene tus tinadas con ellas,
         déjame que colme (tus estancias) con plata y cornalina;
         la reina contestó con un resoplido,
         Inana contestó con un resoplido: .......)

 Columna B

B1.- La sagrada Inana (subió al cielo, hasta) Anón …. el sostén del cielo;
Anón (contestó) a la sagrada Inana:
mi niña, (por qué lloras, qué te pasa)
Inana contestó …….
 
19 líneas en mal estado,
faltan  líneas en número desconocido.

              (De otro manuscrito:
                Anón, el primero de todos, que la quería ...
                sentado allí en su aposento, Anón le habló:
                oh mi niña, ¿cómo es que estás llorando,
                por qué corren tus lágrimas?

                Está el toro salvaje en la muralla de Uruc,
                está el excelso toro Gilgamés en la muralla de Uruc;
                yo estoy llorando, mis lágrimas corren
                porque él no quiere poseerme;
                padre mío, dame, te ruego, el Toro del Cielo,
                permíteme que mate al señor, al señor Gilgamés,
                permíteme que mate al señor;
                el excelso Anón respondió a la sagrada Inana:
                niña mía, el Toro del Cielo no tendrá comida;
                en el horizonte (en el cielo) sí hay comida,
                oh joven Inana, él pasta donde sale el sol,
                no te puedo dar el Toro del Cielo;
 
                la sagrada Inana le respondió:
                entonces yo pondré mi grito en el cielo  y pondré mi grito en la tierra;
                él se aterrorizó, se aterrorizó,
                el grito de Inana fue terrorífico;
                la joven Inana puso su grito en el cielo, puso su grito en la tierra,
                la sagrada Inana gritó contra el cielo y gritó contra la tierra;
                el cielo y la tierra se cubrieron como con una cobija de lana,
                se cubrieron como con una cobija de lino;
 
                ¿quién manda aquí, dijo la sagrada Inana?
                En respuesta a la sagrada Inana
                el excelso Anón le dio el Toro delCielo.

                              [De un tercer manuscrito: ¿quién podía osar hablarle?
                               El gran Anón respondió a la sagrada Inana:
                               te voy a dar el Toro del Cielo].
 
                Vestida como un varón, la doncella Inana lo asió del ramal de lapislázuli;
                la sagrada Inana partió con el Toro del Cielo hacia abajo;
                en Uruc el Toro devoró los pastos 
                y se bebió el agua del río a grandes tragos;
                con cada trago consumía una legua del río,
                pero su sed no se saciaba;
                él devoró los pastos y dejó la tierra pelada;
                él arrasó las palmeras de Uruc, como……
                ….Cuando ……sumergió Uruc;   
                la sola presencia del Toro del Cielo sumergió Culaba.)
 
Columna C

(No está claro si este segmento debe ir aquí.)
5 líneas borrosas, faltan líneas en número desconocido
 
Columna D
4 líneas borrosas

D5.- Músico mío, Lugal-Gabagar,
prepara tu canto, rasga las cuerdas y dame que beba cerveza,
llena mi jarro de bronce otra vez ….
Lugal-Gabagar contestó a su maestro Gilgamés:
maestro mío, puedes comer y puedes beber,
pero en cuanto a mí, ¿qué me importa a mí este asunto?

              (De otro manuscrito:
                el trovador Lugal-Gabagar contestó a su maestro Gilgamés:
                oh mi señor, come lo que quieras, bebe lo que quieras,
                ¿es qué no te concierne este asunto?
                Gilgamés contestó a su criado Lugal-Gabagar:
                a mí, ¿me va a asustar a mí esto?)
 
D10.-  para vencer al toro ….. Gilgamés, para vencer al toro
(se ciñó) su arnés de veinte kilos, (enfundó) su espada
que pesaba doscientos treinta kilos (y  empuñó)  su hacha de las batallas.
Madre mía, que me has parido ……
 
D16.-  Gilgamés (se dirigió) a su hermana ….
a su madre que lo alumbró ……..,
a Pectur, su hermana pequeña …….
madre mía que me has parido, ve (¿?) a la casa de Enqui …..
Pectur, hermana pequeña ……..
ve a traer el ganado para amarrarlo a su palo;
ve a traer la oveja para amarrarla a su palo.
 
D24.- Toro del Cielo, tú .., tú ....., sí tú;
si tú los aplastas ……., y yo los aplasto .....
si tú los aplastas ……,
(los ciudadanos de Uruc) botarán tus hígados a las anchas calles;
ellos echarán tus tripas a la anchurosa plaza ....
los hijos de las viudas de mi ciudad,
todos, echarán los trozos de tu carne en canastas;
y llevarán tu pellejo al curtidor;
yo me llevaré tus dos cuernos como frascos
para el fino aceite para Inana, en el E-Ana.;
 
D33.- El toro ………………el polvo
Gilgamés ........ y Enquido .........  
sus ciudadanos ............ ........ con polvo,
igual que una ternera que todavía no ha sido uncida;
                    
               (De otro manuscrito:      
                 Enquido estaba detrás del toro y corrió tras él……….
                 él puso …….. y lo agarró del rabo.)

 Él le habló a Gilgamés:
D39.- venga, oh excelso, levanta tu vara de poder,
nacido de noble linaje, gloria de los dioses,
toro fuerte y bravo, siempre dispuesto para el combate,
guerrero ....... tu mano .....
la gente ...... la gente .......
D45.- cuando Enquido terminó de hablar a Gilgamés,
Gilgamés le golpeó en la testuz
con su hacha que pesaba doscientos kilos;   
el Toro del Cielo se estiró hacia arriba tanto,
tanto que se tambaleaba; se salpicó como lluvia,
y se desparramó como  la mies segada;
D49.- el rey cogió su puñal en la mano,
como si fuera un carnicero,
y le lanzó un brazuelo a Inana,
haciendo que volara como una paloma
y rompiendo su muralla;
él estaba (¿?) junto a la cabeza del toro,
ella (¿?) lloraba amargas lágrimas;
justo así puedo destruirte,
así mismo haré, como he hecho con ella.
D53.- Cuando terminó de hablar,
botó sus hígados a las calles,
echó sus tripas a la plaza anchurosa,
y los hijos de las viudas de su ciudad
echaron las porciones de su carne en canastas;
su pellejo, lo llevó al curtidor
y se volvió con los dos cuernos
para hacer frascos para el fino aceite,
para Inana en el E-Ana.
 
Por la muerte del Toro del Cielo, sagrada Inana,
dulce es alabarte.

……………………………………………

                 Ir a  Gilgamés y el SubmundoOtros Relatos Sumerios,  Gilgamés,  Portal de Entrada

............................................................................

Top